Crea un espacio especial en tus fiestas montando tu propio photocall

¿Quién no ha soñado alguna vez con estar en el photocall de una alfombra roja como la de los Óscars, por ejemplo? Quien más quien menos siempre a fantaseado con una nube de flashes apuntándole y haciéndole fotos sin cesar.

Pues bien, como sabemos que la posibilidad de que todos nosotros vayamos a un photocall de ese tipo es bastante reducida hoy queremos traeros un post que esperamos os sea muy útil sobre cómo crear tu propio photocall para bodas, fiestas y cumpleaños.

Este photocall se puede crear desde cero y la verdad es que se puede hacer con muy poco presupuesto, incluso si el evento no es muy formal, se puede hacer con una sábana vieja que tengamos por casa.

A continuación os explicaremos, paso a paso, cuáles son los métodos que podéis seguir para crear vuestro propio photocall desde cero. Veréis que, en cuanto hagáis uno, no pararéis de hacerlos para cualquier fiesta o evento que se os plantee.

Primer paso: consigue un soporte

Sin este paso no podremos hacer nada. Como ya dijimos, desde una sábana blanca antigua, todo puede servir como soporte de un photocall. Lo mejor es conseguir un cartón de algún color; eso sí, debemos preocuparnos por que sea de un tamaño adecuado: de ancho debe tener aproximadamente un metro y medio o dos. De alto debe medir, por lo menos, 2 metros, si no más, ya que deben poder entrar en una misma fotografía las personas y el mensaje.

Segundo paso: crea el mensaje

El mensaje ha de ir en la parte alta del photocall, ya que así se verá mejor, aunque hay muchos photocall que llevan también nombres y logotipos por toda la superficie. El mensaje dependerá del evento que estemos preparando. Por ejemplo, para una boda lo más normal sería poner el nombre los novios y para una nochevieja podríamos poner “Feliz año xxxx”.

Tercer paso: decora

Aquí debes dejar fluir tu imaginación: todo aquello que quieras poner para llenar el espacio vacío del photocall será una buena idea. Dibuja cosas temáticas, consigue pegatinas de estrellas, corazones o flores de distintos tamaños y pégalas en el soporte.

También puedes escribir mensaje graciosos o incluso dejar espacios en blanco para que los invitados a la fiesta puedan dejar su huella allí. Y hablando de huellas, también puede ser una buena idea pintarse las manos con pintura y pegarlas en el cartón o la sábana.

Cuarto paso: colócalo y a disfrutar

El último paso es buscar una pared donde colgar nuestro photocall, aunque, si conseguimos un soporte rígido, también podemos colocarlo en cualquier lugar plano, con ayuda de un pie. Otras ideas también pueden ser llevar complementos como gafas y bigotes y ponerlos al lado del photocall para que las fotos salgan más divertidas